Traducir esta pagina

Aplicaciones de los orgonites 

MEJORA EN LA CONSERVACIÓN DE LOS ALIMENTOS.

La duración en la conservación de alimentos es una de las experiencias más objetivas que existen para demostrar el efecto de la energía orgónica en organismos biológicos, y una de las más contundente para eliminar la variable de susgestión a la que tanto recurren los falsos escépticos  (el escepticismo es una actitud sana, y un verdadero escéptico debe de comprobar por sí mismo si aquello que niega es susceptible de corroborarse fácilmente).  

Basado en estas pruebas, algunos investigadores también afirman que la calidad de los alimentos que almacenamos en el frigorífico puede aumentarse colocando orgonite en su interior.  Esto puede ser muy útil ya que los frigoríficos generan bastante radiación electromagnética y además dan olor indeseable a la comida con el tiempo. Podéis hacer pruebas con frutas sensibles como las fresas para ver  que la aparición de moho se atrasa considerablemente.

Para ampliar información sobre este tema invito a los lectores a que investiguen también  la conservación de alimentos en geometría piramidal con las proporciones áureas ( fundamentalmente las medidas a escala de la pirámide de Keops).

En la siguiente secuencia se observa el deterioro de una mandarina  colocada durante un mes y medio sobre orgonites, y otra a modo de control sin ellos.  (Experimento realizado por Konny Santamaría).

 

La mandarina de control estuvo separada unos dos metros  durante todo el proceso que duró el experimento.  Solo se colocaron juntas al final  para la foto. 

MEJORA ENEL CRECIMIENTO VEGETAL

Wilhem Reich, con su acumulador de orgón, demostró que tanto la fertilidad de las semillas como el índice de crecimiento sobre la vegetación podía verse influenciado positivamente. Con el orgonite podemos conseguir los mismos resultados.
Para este fin podemos construir bandejas o platos donde colocar encima las macetas. En jardines más grandes podemos colocar pequeños orgonites dispersos. Y sobre todo regar con agua orgonizada. 

Plato cargador para mejorar el agua:

Consiste en una base de orgonite plana en la cual se pueda colocar encima una jarra de agua o incluso una botella de 5 litros.  

A partir de unas horas  se puede notar la diferencia, aunque para el máximo resultado habría que dejarla al menos 1 día.

Dada la propiedad de memoria que tiene el agua, la calidad de la misma se puede ver afectada por los minerales, el ambiente o bien por la frecuencia energética que exista en el trayecto. Es por esto que muchas aguas están cargadas negativamente, y en estos casos la base de  orgonite ayuda a corregir el problema (nunca añadáis al agua un orgonite, que no toque el agua) .  Las aguas tratadas con este sistema son más suaves a la hora de ingerirlas.

Para mejorar el sabor también hay quien  coloca un pequeño trozo de cristal de cuarzo, alegando que ayuda a ordenar la estructura molecular del agua.

Los que estén interesados en ampliar información sobre esto  les recomiendo los libros del científico Masaru Emoto:

Mensajes del agua  libro completo: 

http://xa.yimg.com/kq/groups/24783177/274052031/name/Mensajes+Del+Agua+(Masaru+Emoto).pdf

El poder curativo del agua  libro completo:

http://xa.yimg.com/kq/groups/14211093/853338472/name/El+Poder+Curativo+Del+Agua+(Masaru+Emoto+Y+J%C3%BCrgen+Fliege).pdf 

"Giftear" antenas

 Esta técnica consiste en esconder orgonite cerca de las antenas, en un radio  de entre 50 a 200 metros. Las antenas más interesantes a giftear son las que están en los montes, en las que deberían ponerse al menos un par de piezas de unos 100 ml., lo más escondido posible o incluso enterrado. Según la opinión de la mayor parte de "gifteadores", también es  importante colocar orgonite en el agua (mar, lagos, pantanos, ríos o incluso piscinas).  Para estas operaciones se usará orgonite puro, es decir aquel elaborado con la mitad de su volumen de resina y la otra mitad de virutas metálicas, a lo que añadiremos un trozo de cuarzo.  La viruta metálica más usada es el aluminio,  ya que pesa menos y  seguramente sea el más efectivo; además podemos conseguirlo gratis). Por lógica, cuanto más pequeña la viruta más potencia tendrá el orgonite, ya que habrá mayor superficie de contacto metálico con la resina envolvente.

  El propósito de todo esto es intentar neutralizar el daño mediambiental que produce la contaminación electromagnética y otros tipos de radiaciones perjudiciales.