ORGÓN Y ORGONITES

La elaboración del orgonite está basada en los investigaciones y descubrimientos de Wilhelm Reich sobre la energía orgónica u orgón . Pero hay que dejar claro, pese a la información que circula por internet, que W. Reich no sabía nada de los  orgonites (evidentemente, ya que aparecieron 40 años después de su muerte), ni de cuarzo, ni de radiestesia, ni de pirámides u otras formas geométricas capaces de modular la energía.  Simplemente: la elaboración del orgonite está basada en sus descubrimientos.

Es un error también atribuir a los orgonites todas las propiedades biofísicas y terapéuticas del Acumulador de Orgón. Se ha hecho aquí una extrapolación que circula alegremente por la red. Esto ha creado cierta confusión, por lo cual dejo un resumen del trabajo científico “Los efectos psico-fisiológicos del acumulador de energía orgónica de Reich”, de los investigadores Stefan Müschenich y Rainer Gebauer, en la Universidad de Marburg, Alemania.

Los puntos descritos abajo pertenecen a las reacciones de las personas que usaron un acumulador (cabina) de orgón, donde los participantes se introducían en su interior. Muchas veces los vendedores y/o fanáticos de los orgonites han usado el copia-pega de estas conclusiones y se la han adjudicado a los orgonites, bien por ignorancia, bien para hinchar aún más las aplicaciones de estos dispositivos de cara al marketing.


   "En 1986, un grupo de científicos de ésta universidad, publicó los resultados de un interesante estudio que demostraba que el tratamiento durante 30 minutos utilizando un acumulador de orgón, generaba efectos psicofisiológicos medibles:

   *Efecto vagotónico general: el vago o parasimpático produce efectos de expansión sobre el organismo compatibles con las emociones placenteras.

   * Sensaciones de hormigueo y calor en la superficie de la piel.

   *Aumento de la temperatura interna y externa,rubefacción (pérdida de la palidez cutánea).

   *Regulación de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.

   *Aumento de la peristalsis intestinal y respiración más profunda.

   *Aumento en la tasa de crecimiento y regeneración de los tejidos, tanto en animales como en seres humanos.

   *Aumento en la fuerza del campo, carga e integridad de los tejidos, así como de su capacidad inmunológica.

   *Mayor nivel energético, incremento de la actividad y la vitalidad general.


   *Además en experimentos controlados con vegetales se comprobó un aumento de la germinación, desarrollo, florescencia y fructificación de las plantas."